Capítulos 1 y 114 del Corán

Descripción

Este fragmento caligráfico está ejecutado en delicada escritura shikasta (literalmente, «quebrada») e incluye la basmala (en el nombre de Dios) inicial y los suras (capítulos) 1 y 114 del Corán. En la parte superior, aparece el primer capítulo del Corán, titulado «al-Fatihah» (La apertura). Dice: «¡En el nombre de Alá, el Compasivo, el Misericordioso! / Alabado sea Alá, Señor del universo, / el Compasivo, el Misericordioso, / Señor del Día del Juicio, / a Ti solo servimos y a Ti solo imploramos ayuda. / Llévanos por la vía recta, / la vía de los que Tú has agraciado, no de los que han incurrido en la ira, ni de los extraviados». Debajo del Fatihah, se muestra uno de los capítulos más cortos del Corán, titulado Surat al-Nas (Capítulo de la humanidad). En él, se alaba a Dios como Malak al-Nas (Señor de los hombres) y protector contra Satanás, al-waswas (literalmente, «el que murmura»): «Dí: Me refugio en el Señor de los hombres, / el Rey de los hombres, / el Dios de los hombres, / de la perversidad del murmurador que se oculta, / que susurra en los corazones de los hombres, / entre los genios y los hombres». Probablemente, estos dos suras del Corán se muestran juntos porque son breves y se pueden memorizar y recitar con facilidad. Sin embargo, es bastante inusual encontrar versículos del Corán ejecutados en shikasta, una escritura muy fluida inventada en Persia (Irán) por el calígrafo del siglo XVIII Darvish ʻAbd al-Majid al-Taliqani. Durante los siglos XVIII y XIX, los ejemplares del Corán se ejecutaban, por lo general, en naskh o en nastaʻliq, ya que estas escrituras eran más legibles que la shikasta. Por esta razón, este fragmento se destaca como una prueba particular de que, en Irán, durante los siglos XVIII y XIX, algunas aleyas del Corán se ejecutaban en shikasta.

Última actualización: 30 de septiembre de 2016