La apertura

Descripción

Este fragmento coránico contiene el primer capítulo del Corán, titulado al-Fatihah (La apertura). Recitado al comienzo del Corán, este sura proclama a Dios como Compasivo y Misericordioso y como el Señor en el Día del Juicio. Es también una súplica para que conduzca a sus seguidores por el camino de la rectitud. Los paneles iluminados superior e inferior contienen texto delineado en tinta dorada para que los caracteres, en color natural, puedan verse. El texto indica que este sura, que contiene siete aleyas (versos; en singular, aleya) revelados en La Meca, es Fatihat al-Kitab al-'Aziz (La apertura del Libro Sagrado). Estas orlas iluminadas contienen motivos dorados de vides y flores entrelazadas sobre un fondo azul. En el margen derecho, aparecen dos medallones decorativos en oro y azul y un semicírculo en el medio. El texto en sí se escribió en la caligrafía cursiva llamada naskh, y cada versículo está separado por un marcador de aleya que consiste en una roseta dorada de seis pétalos con puntos azules y rojos en el borde externo. Tanto la escritura como la iluminación son típicas de los Coranes producidos en el Egipto mameluco durante los siglos XIV y XV. Por encima de los dos primeros marcadores de aleya, en la primera línea de texto inmediatamente después de la basmala (En el nombre de Dios) inicial, aparece la palabra la (no) en tinta roja, que indica que quien recita no debe detenerse cuando llega a este punto. Por último, la particularidad de este fragmento reside en que hay cuatro marcadores de versículos adicionales al final del sura. En parte, el error fue corregido con el agregado de la alabanza exclamatoria final amin (amén) entre el último marcador de versículo correcto y el primer marcador adicional. Los espacios entre los últimos tres marcadores de versículos en la línea final están vacíos.

Última actualización: 16 de abril de 2015