«Gulistán», de Sa'di

Descripción

Este fragmento tiene el comienzo de Gulistán (El jardín de las rosas), de Sa'di, en su recto, así como la página final de la obra en su verso. La primera página tiene el título de la obra escrito en tinta blanca sobre un fondo azul, decorado con espirales de hojas color naranja. El resto del panel superior iluminado tiene flores entrelazadas y paneles dorados sobre un fondo azul. Gulistán, una obra didáctica en prosa y verso, fue compuesta en 1258 por el poeta y prosista persa, el jeque Sa'di Shirazi (circa 1213-1292), contemporáneo del famoso poeta Jalāl al-Dīn Rūmī (1207-1273). Contiene una serie de historias moralizantes que guardan similitudes con las fábulas del escritor francés Jean de La Fontaine (1621-1695). En las tierras persas, las máximas de Sa'di eran muy valoradas, y los manuscritos de sus obras fueron ampliamente copiados e ilustrados. Sa'di indica que compuso Gulistán para enseñar las normas de conducta de la vida tanto a los reyes como a los derviches. La obra fue utilizada como una herramienta de enseñanza y comentarios, tal como lo demuestran las numerosas glosas y notas marginales que están realizadas en tinta roja o negra y cotejadas con una nota correspondiente en el texto original. Algunas notas en tinta roja en el marco de texto principal también desarrollan algunos de los términos o expresiones: por ejemplo, la primera línea que alaba a Dios lleva una pequeña nota en rojo, por encima de ella, que especifica que Dios es Sahib (señor) y Malik (rey). El texto principal está realizado en la escritura cursiva persa llamada nasta'liq. Está dispuesto en tres columnas, dos de las cuales están escritas de forma horizontal, y la tercera, en diagonal. En la parte superior e inferior de la tercera columna, que lleva la escritura en diagonal, aparecen dos piezas en las esquinas (piezas angulares) decoradas con una vid de oro con un brote naranja. La intención de este motivo es completar el espacio triangular vacío que surge de la intersección de los registros diagonal y horizontal. Al final del marco del texto aparece una impresión de sello cuadrada, apenas legible. El verso de este fragmento tiene la última página de Gulistán. Al terminar su obra, Sa'di declara: «¡Lector! Para quien escribió este libro, pida la gracia; / y también recuerde al escriba en sus oraciones: / pida, luego, para usted mismo, por lo que quiera orar; / por último, diga una bendición para el dueño. / Por la ayuda del Todo Misericordioso Rey, / este trabajo traemos aquí a su fin».

Última actualización: 24 de diciembre de 2013