Frontispicio iluminado

Descripción

Este frontispicio iluminado es una de las dos páginas que hubieran formado la composición introductoria de página doble de un manuscrito. Es posible que perteneciera a un Corán. El título debería haber aparecido en los paneles rectangulares superior e inferior. El medallón central puede haber contenido el principio del primer capítulo del Corán, al-Fatihah (La apertura). También puede haber servido como espacio para la dedicatoria de la obra a un mecenas o bendiciones para el dueño. La iluminación es un claro ejemplo de los frontispicios de Coranes realizados en Herat (actual Afganistán) entre 1500 y 1550. El medallón central dorado y los paneles rectangulares están fijados en rollos policromáticos con flores blancas y anaranjadas sobre un fondo azul. Estos paneles están enmarcados por un borde externo de orlas negras, que alternan con tréboles de cuatro hojas dorados sobre un fondo rojo. El espacio exterior restante está decorado con ínfulas azules y doradas superpuestas. Los iluminadores de la primera mitad del siglo XVI experimentaban con el frontispicio iluminado de página doble. El artista Shaykhzadah comenzó a usar fondos negros e inventó nuevos arabescos o motivos de volutas. Estos diseños no solo aparecían en frontispicios sino que se usaban como decoración arquitectónica en pinturas de manuscritos. Estas conexiones decorativas destacan la relación estrecha entre iluminadores y pintores, que colaboraban en la producción de manuscritos iluminados e ilustrados.

Última actualización: 30 de septiembre de 2016