El templo al dios azteca Huitzilopochtli

Descripción

El Códice Tovar, atribuido al jesuita mexicano del siglo XVI Juan de Tovar, contiene información detallada acerca de los ritos y las ceremonias de los aztecas (también conocidos como mexicas). El códice está ilustrado con 51 pinturas en acuarela a toda página. Las pinturas, con una fuerte influencia de los manuscritos pictográficos anteriores a la conquista, presentan una calidad artística excepcional. El manuscrito se divide en tres secciones. La primera sección es una historia de los viajes de los aztecas antes de la llegada de los españoles. La segunda sección, una historia ilustrada de los aztecas, conforma el cuerpo principal del manuscrito. La tercera sección contiene el calendario Tovar. Esta ilustración, de la segunda sección, muestra (a la izquierda) un templo o una pirámide coronada por las imágenes de dos dioses, flanqueados por mexicanos nativos. En el templo hay una imagen de Huitzilopochtli a la derecha, y una imagen de Tláloc sosteniendo una serpiente turquesa, a la izquierda. El templo está rodeado por un muro de serpientes cuyas cabezas salen de la boca de las otras. A la derecha hay un tzompantli (estante de cráneos azteca). Huitzilopochtli, cuyo nombre significa «Parte izquierda del colibrí azul», era el dios azteca del Sol y de la guerra. La xiuhcoatl (serpiente turquesa o de fuego) era su arma mística. Tláloc, el dios de la lluvia y la agricultura, tiene origen preazteca, o tolteca. Un coatepantli (muro hecho de serpientes talladas) rodea con frecuencia los templos aztecas. El tzompantli tenía los cráneos de las víctimas de los sacrificios. El gran templo de Tenochtitlán estaba coronado por dos santuarios: el de la izquierda, dedicado a Tláloc, y el de la derecha, a Huitzilopochtli.

Última actualización: 18 de junio de 2015