En Francia, dos oficios populares que se enseñan a los soldados discapacitados son la ebanistería y la sastrería

Descripción

Este cartel, producido en 1919 poco después del final de la Primera Guerra Mundial, pertenece a una exposición del Instituto de la Cruz Roja de EE. UU. para Hombres Lisiados e Inhabilitados y el Instituto de la Cruz Roja para los Ciegos. El cartel muestra dos escenas en las que se ve a soldados discapacitados en Francia aprendiendo oficios útiles que les permitan encontrar un empleo después del alta del servicio militar: «Serbios discapacitados trabajando en el taller de carpintería en Lyon, Francia» y «Una clase de sastrería en París a cargo de un instructor con una sola pierna». Estados Unidos sufrió más de 320 000 bajas durante la Primera Guerra Mundial: más de 117 000 muertos y 204 000 heridos. Después de la guerra, la Cruz Roja, junto con otras organizaciones privadas, asistieron a los veteranos discapacitados mediante la oferta de terapia ocupacional, la enseñanza de nuevas habilidades y el suministro de asistencia a las familias dependientes de los veteranos hospitalizados. Este cartel refleja una disposición a aprender en Francia, que, en cuatro años de conflicto, sufrió más de 3,8 millones de bajas (muertos, heridos y prisioneros), de las cuales unos 2 millones eran personas heridas.

Última actualización: 24 de mayo de 2017