El actor Nakayama Tomisaburo

Descripción

El término ukiyo-e, literalmente «pinturas del mundo flotante», hace referencia a un género del arte japonés que floreció en el período Edo (1600-1868). Como indica la frase «mundo flotante», el ukiyo-e, con sus orígenes en la cosmovisión efímera del Budismo, capturaba la dinámica fugaz de la vida urbana contemporánea. Si bien eran asequibles y satisfacían los gustos de la «gente común», estos grabados tienen detalles artísticos y técnicos de una sofisticación impresionante. Sus temas comprenden desde retratos de cortesanas y actores hasta la literatura clásica. Este grabado es uno de los sólo siete trabajos, todos retratos de actores, que se conocen de Kabukidō Enkyō (1749–1803), el único discípulo del enigmático Tōshūsai Sharaku. No se supo nada sobre Enkyō hasta 1926, cuando se descubrió que también se hacía llamar Nakamura Jūsuke II. Bajo este seudónimo era un conocido escritor y actor de kabuki. Es probable que el sujeto aquí sea Nakayama Tomisaburō, un actor que representaba papeles femeninos, según se lo identifica en un grabado idéntico de Enkyō en la colección del Art Institute of Chicago (Instituto de arte de Chicago).

Última actualización: 18 de septiembre de 2015