Pareja de Takasago en el hueco de un pino

Descripción

Se desarrolló un nuevo estilo de poesía, menos formal, denominado haikai (sucesión de poemas) en las localidades de Kioto, Osaka y Edo del Japón del siglo XVII. El haikai también era una actividad social: se realizaban normalmente fiestas de sucesión de poemas en hogares o en restaurantes. Estas reuniones de poetas daban lugar a encargos privados de xilografías, denominadas surimono (tema grabado), que ilustraban los poemas representativos del círculo. El objetivo de ambos, por lo general, era distinguir el conocimiento de cierta «información privilegiada» por parte de una audiencia culta e instruida. Debido a que los surimono no eran concebidos para la venta sino como regalos, los artistas, grabadores e impresores los producían con extremo cuidado. Los productos finales se encuentran, en muchos casos, entre los más bellos ejemplos del arte de la xilografía. Este grabado de Katsushika Hokusai (1760-1849), maestro de ukiyo-e, alude al mítico relato tradicional del pino en el santuario de Takasago. Se decía que el árbol se dividió en dos troncos grandes de una misma raíz, que, a la vez, se transformaron en las dos deidades de la creación según la fe sintoísta, Izanagi e Izanami. La pareja predicaba las formas en las que se podía lograr un matrimonio próspero y, en adelante, el árbol se convirtió en el símbolo de la unidad entre las parejas casadas.

Última actualización: 18 de septiembre de 2015