Un Estadounidense: retrato de Perry

Descripción

El comodoro Matthew C. Perry ingresó al puerto de Yokohama en 1853 con una intimidante flota de buques de guerra a vapor, con el objetivo de obligar a Japón a abrir el mercado después de casi dos siglos de limitado contacto con los extranjeros. Los japoneses estuvieron cada vez más expuestos a la cultura occidental, a medida que los nuevos acuerdos comerciales favorecían el intercambio cultural. La llegada de tecnología y costumbres desconocidas dieron lugar tanto a sentimientos de ansiedad como de asombro entre los japoneses, cuya curiosidad por el mundo externo se evidencia en las representaciones detalladas de personajes extranjeros que realizaban los artistas de ukiyo-e (pinturas del mundo flotante). Con la llegada de Perry, se volvieron muy populares las Yokohama-e (pinturas de Yokohama) que mostraban el puerto de intercambio comercial. Debido a que los artistas usaban información de segunda mano además de relatos de testigos oculares como sus fuentes, era común que se crearan conceptos erróneos sobre los extranjeros. En este retrato del comodoro, la zona blanca de los «ojos azules» está pintada azul, en vez de las pupilas.

Última actualización: 23 de febrero de 2012