Kume el Inmortal espía a una belleza

Descripción

El término ukiyo-e, literalmente «pinturas del mundo flotante», hace referencia a un género del arte japonés que floreció en el período Edo (1600-1868). Como indica la frase «mundo flotante», el ukiyo-e, con sus orígenes en la cosmovisión efímera del Budismo, capturaba la dinámica fugaz de la vida urbana contemporánea. Si bien eran asequibles y satisfacían los gustos de la «gente común», estos grabados tienen detalles artísticos y técnicos de una sofisticación impresionante. Sus temas comprenden desde retratos de cortesanas y actores hasta la literatura clásica. Este sumizuri-e (grabado monocromo) no está firmado pero académicos recientes han atribuido esta obra inicial a Sugimura Jihei, el prominente artista de libros y grabador de Edo, quien prosperó entre la década de 1680 y comienzos del 1700 y era un discípulo de Hishikawa Moronobu. El personaje del grabado es Kume el Inmortal, un conocido ermitaño que dominó el arte de viajar por el aire a voluntad. En esta imagen,al ver Kume las piernas descubiertas de una joven que lava la ropa, se desconcentra y se desploma.

Última actualización: 18 de septiembre de 2015