El maestro de armas, o del ejercicio de la espada, sola en su perfección

Descripción

Los primeros intentos de codificar el arte de la esgrima fueron escritos de los italianos renacentistas, quienes más tarde influyeron a las obras francesas. Entre estas están el Traicté contenant les secrets du premier livre sur l’espée seule (Tratado con los secretos del primer libro sobre la espada solamente) de 1573, del provenzal Henri de Saint-Didier, y L'Académie de l’épée (La academia de la espada) de 1628, de Girard Thibault de Amberes. Le Maistre d'armes, ou l'Exercice de l'épée seule, dans sa perfection (El maestro de armas, o del ejercicio de la espada, sola en su perfección) sigue esta tradición. André Wernesson, Sieur de Liancour (quien murió en 1732), publicó este libro en 1686, el cual perduró como el tratado estándar acerca del espadín por la mayor parte del siglo siguiente. Las láminas de la obra resaltan las principales técnicas y poses de la esgrima en diferentes escenarios, algunos bucólicos y otros más sombríos. Muestran, por ejemplo, fortalezas sitiadas, batallas navales y pueblos quemados, que servían como recordatorios de que Europa estaba en guerra y que el manejo de la espada era una habilidad que no estaba reservada sólo para los duelos.

Fecha de creación

Fecha del contenido

Información de la publicación

Daniel de la Feuille, París y Ámsterdam

Idioma

Título en el idioma original

Le Maistre d'armes, ou l'Exercice de l'épée seule, dans sa perfection

Lugar

Palabras clave adicionales

Tipo de artículo

Descripción física

47 páginas

Manifiesto de interoperabilidad de imágenes (IIIF) Ayuda

Última actualización: 8 de noviembre de 2011