Atrapando cigarras

Descripción

El término ukiyo-e, literalmente «pinturas del mundo flotante», hace referencia a un género del arte japonés que floreció en el período Edo (1600-1868). Como indica la frase «mundo flotante», el ukiyo-e, con sus orígenes en la cosmovisión efímera del Budismo, capturaba la dinámica fugaz de la vida urbana contemporánea. Si bien eran asequibles y satisfacían los gustos de la «gente común», estos grabados tienen detalles artísticos y técnicos de una sofisticación impresionante. Sus temas comprenden desde retratos de cortesanas y actores hasta la literatura clásica. Este grabado es una página de un egoyomi (calendario pictórico), que circulaban entre el pueblo y se usaban para determinar la variación del número de días en meses lunares. La gran demanda y los encargos privados de estos calendarios ayudaron a que el ukiyo-e se estableciera como una forma de arte popular entre el público, además de promover la tecnología de la xilografía de nishiki-e (grabados a todo color). A diferencia de los formatos convencionales de calendarios, las letras y los números de los egoyomi estaban combinados ingeniosamente con la imagen; el desafío de descifrar los símbolos contribuyó a su popularidad. En este grabado, el prominente pintor de ukiyo-e, Suzuki Harunobu (1725-1770), representa a una mujer y un niño que intentan atrapar cigarras; así, logra hacer una referencia estacional por medio de este popular pasatiempo de verano. En el extremo inferior izquierdo de la red está el caracter shō (pequeño), que indica que este mes solo tiene 29 días.

Última actualización: 23 de mayo de 2012