Las luces de las estrellas

Descripción

Este manuscrito es un comentario titulado Anwār al-nujūm (Las luces de las estrellas) de un autor que, al parecer, firmaba como Jamist al-Rumi (Jamist el Bizantino). La obra se basa en Al-zīj al-jadīd (Las nuevas tabulaciones astronómicas) de Alī ibn Ibrāhīm ibn al-Shāṭir (fallecido en 1375), el astrónomo musulmán más distinguido del siglo XIV. Ibn al-Shāṭir ejercía como muwaqqit (persona encargada de regular los relojes y anunciar los horarios para la oración) en la mezquita omeya de Damasco, donde construyó un magnífico reloj de sol para adornar el minarete central. Este reloj contaba con unas curvas especiales para indicar las horas de las cinco oraciones diarias. El amplio tratado en el que se basa este comentario se denomina «las nuevas tabulaciones astronómicas» para distinguirlo de una obra anterior, actualmente perdida, también de ibn al-Shāṭir llamada Zīj (Tabulaciones astronómicas). La investigación de ibn al-Shāṭir para el primer Zīj le permitió desarrollar ideas revolucionarias sobre la astronomía planetaria. Partió del tradicional modelo astronómico ptolemaico para crear un sistema que preservaba, e incluso mejoraba, la correspondencia entre los fenómenos observados y los anticipados. Además, modificó el sistema de Ptolomeo cada vez que este implicaba movimientos no uniformes de los planetas (la uniformidad es uno de los atributos aristotélicos para el movimiento de los cuerpos celestes). Los resultados de esta sustitución son interesantes por varios motivos. Ibn al-Shāṭir no solo creó un modelo matemáticamente consistente con el sistema ptolemaico, sino que además logró formular una teoría planetaria del movimiento circular uniforme de acuerdo con las ideas aristotélicas sobre la materia. El texto principal, que ocupa casi 300 folios, está rodeado, en varias partes, por notas marginales que parecen haber sido escritas por la misma persona que escribió el texto principal. Estas notas marginales no solo expresan comentarios sobre el texto propiamente dicho, sino que también proporcionan cálculos exhaustivos y otra información derivada del tratado de ibn al-Shāṭir. Los últimos 100 folios del manuscrito constan de tablas astronómicas, entre las que se incluyen las usadas para la conversión de distintos sistemas de fechas (sistema copto, persa, bizantino e islámico). Jamist al-Rumi también proporciona las horas de salida y puesta del sol a lo largo del año y toda la información práctica necesaria para la medición del tiempo en el islam. En el recto del folio 1 hay una nota que indica que 'Abdallāh Musā ibn Muḥammad fue el primer dueño del códice. Una lámina en el mismo folio menciona que el manuscrito perteneció posteriormente a la Compañía del Ferrocarril del Sur de Manchuria, Oficina de Investigación Económica de Asia Oriental, una compañía japonesa cuyos prominentes sellos rojos se pueden ver en los primeros folios (rectos de las hojas 1 y 2).

Última actualización: 10 de julio de 2017