Comentario sobre Aforismos, de Hipócrates

Descripción

La tradición médica griega sobrevivió mucho tiempo después de la caída del mundo helenístico gracias a la labor de los traductores y comentaristas árabes, que conservaron los descubrimientos teóricos y prácticos de los médicos griegos en traducciones al árabe. La traducción de textos médicos griegos al árabe fue realizada principalmente por los califas abasíes y, en particular, en el círculo de intelectuales relacionados con Ḥunayn ibn Isḥāq (circa 809–873). Entre los médicos griegos, Hipócrates siempre ha sido considerado un personaje ejemplar, el símbolo del verdadero y escrupuloso médico, en especial gracias a la alta consideración que Galeno y otros médicos muestran en sus obras hacia esta figura fundacional. Los Aforismos (dichos) de Hipócrates recibieron muchísimos comentarios tanto en el mundo griego como en el islámico. El presente manuscrito es un claro ejemplo de esta tradición, ya que consiste en una copia fragmentaria del siglo XIV de un comentario del siglo XI sobre los Fuṣul (Dichos) de Hipócrates, realizado por el médico persa ibn Abī Ṣādiq al-Nīsābūrī. Las traducciones de los aforismos de Hipócrates al árabe están subrayadas en tinta roja, mientras que el resto del texto conserva el comentario de al-Nīsābūrī. Hay una interesante nota en inglés sobre la propiedad de la obra, que se encuentra en el folio apertura del manuscrito e indica que fue un obsequio del Dr. Franz Pruner, que trabajó como jefe médico del hospital de El Cairo después de 1838, al cirujano estadounidense Valentine Mott. La portada registra a varios propietarios anteriores, desde el siglo XV hasta el XVIII. El manuscrito quizás se remonte al siglo XIV.

Última actualización: 16 de julio de 2013