Hombre afroamericano luchando con un caimán en la granja de caimanes de St. Augustine

Descripción

Uno de los símbolos del estado de Florida en la imaginación popular es el aligátor americano (Alligator mississippiensis). Desde los primeros exploradores europeos hasta la actualidad, los visitantes se han sentido fascinados por este reptil de agua dulce y sangre fría. Con un nombre derivado de la palabra española legarto (lagarto), los caimanes pueden crecer hasta un promedio de 13-15 pies (4–4.6 metros) y pesar de 500-1,000 libras (227–453 kg). El caimán o aligátor solía ser apreciado por su carne y piel, una vez fue cazado hasta casi la extinción y fue catalogado como una especie en peligro de extinción desde 1967 hasta 1987. Sin embargo, el aligátor ha prosperado en los últimos años, a pesar de que su hábitat natural no lo ha hecho. Los "Gators" forman parte de la cultura popular de Florida, desde atracciones turísticas y luchadores de caimanes hasta postales y mascotas de equipos deportivos. Uno de los primeros atractivos turísticos temáticos de Florida, la granja de caimanes de St. Augustine, abrió sus puertas en 1893. En la granja de caimanes de St. Augustine y en otros atractivos turísticos como el Gatorland y el Parque de la naturaleza Silver Springs, se "domaban" o hipnotizaban caimanes como parte de un truco popular, junto con otras actuaciones como la lucha con los caimanes, como se muestra en esta fotografía sin fecha.

Última actualización: 22 de octubre de 2014