Iglesia de la Entrada a Jerusalén (1774-1794), fachada sur, Totma, Rusia

Descripción

Esta invernal vista sudeste de la Iglesia de la Entrada de Cristo a Jerusalén, en Totma (Óblast de Vólogda), fue tomada en 1997 por el doctor William Brumfield, fotógrafo estadounidense e historiador de la arquitectura rusa, como parte del proyecto «Encuentro de fronteras» de la Biblioteca del Congreso. Totma, ubicada en el río Sukhona, formó parte por siglos de una red comercial que conducía desde el corazón de Rusia hacia el norte, hasta el Mar Blanco. La influencia de Totma se extendió incluso hacia el Nuevo Mundo, a través de Alaska. La Iglesia de la Entrada de Cristo a Jerusalén, por ejemplo, fue erigida entre 1774 y 1794 con fondos aportados por los hermanos Grigori y Pëtr Panov, mercaderes involucrados en el comercio con la «América rusa». La imponente altura de esta estructura estuvo determinada no solo por razones estéticas, sino también por la inclusión de dos iglesias: la de la parte superior, de dos pisos, solo se usaba en verano. El ábside que se proyecta desde el este (a la derecha), también tiene dos niveles, con un altar en cada uno. Las pilastras que segmentan la fachada, la ornamentación con volutas entre los campos de las ventanas y el detalle de la cornisa y los tambores que sostienen las cinco cúpulas están ejecutados con un indudable sentido de la proporción. El campanario adyacente al vestíbulo, sobre el lado occidental de la iglesia, hace eco del acento vertical de la estructura principal. La iglesia inferior ahora sirve de museo.

Última actualización: 28 de julio de 2017