Antigüedades judías

Descripción

Jean Fouquet (ca. 1410-ca. 1480) fue el mayor pintor francés del siglo XV. Su genio se refleja en sus ilustraciones de Antigüedades judías, que Fouquet creó para Jacques d’Armagnac, el duque de Nemours. Fouquet viajó a Italia siendo joven, donde aprendió a pintar con gran precisión de detalle y a utilizar la perspectiva aérea, pero continuó utilizando a su Touraine natal como fuente de inspiración en muchos aspectos de su arte, en particular las formas y el color. En estas ilustraciones, su descripción del sitio de Jericó, evoca una ciudad a orillas del Loire, mientras que su Templo de Jerusalén se asemeja a una alteración de la Catedral de Tours. Antigüedades judías fue escrito por el historiador judío del siglo I, Flavio Josefo (ca. 380-ca. 100) y relata la historia del pueblo judío desde la Creación hasta el estallido de la revuelta judía contra los romanos en el año 66 d. C. Compuesto en griego y traducido al latín, el libro fue leído por los primeros cristianos, y siguió siendo popular entre los cristianos y los judíos. Este manuscrito perteneció al rey francés Francisco I (1494-1547), quien lo confiscó en 1523 de manos de Carlos III, duque de Borbón (1490-1527).

Última actualización: 17 de octubre de 2017