Antifonario de Beaupré. Volumen II

Descripción

Esta colección de manuscritos cistercienses, suntuosamente decorados, constituye un inusual ejemplo de las colecciones producidas en Flandes a finales del siglo XIII. Las iluminaciones fueron realizadas en Henao entre 1280 y 1290. Catorce iniciales historiadas de gran tamaño, otras letras capitulares ornamentadas y floreadas, y un gran número de motivos grutescos facilitan la narración litúrgica. El uso y la historia de este manuscrito, el segundo de los tres volúmenes, se hacen patentes a través de las rectificaciones realizadas al texto y a las imágenes. Este volumen se utilizó en el sector del coro reservado a la abadesa en la abadía cisterciense de Santa María en Beaupré (diócesis de Cambrai, en el Flandes francés). El contenido litúrgico de la obra ofrece evocaciones musicales que celebran desde la Asunción de la Virgen (el 15 de agosto) hasta el Adviento. En un principio, se crearon dos colecciones de antifonarios, una para la abadesa y otra para la priora de Beaupré; cada colección constaba de tres volúmenes. El Museo de Arte Walters alberga tres volúmenes de estas dos colecciones: dos de ellos de la colección destinada a la abadesa y el restante de la colección dedicada a la priora. Posteriormente se creó un cuarto volumen complementario al volumen I. Además de los volúmenes albergados en el museo Walters, se conservan también recortes de cuatro iniciales pertenecientes a los otros ejemplares. Lamentablemente, en 1865, estos últimos volúmenes se perdieron en un incendio que se propagó desde una casa contigua a Sotheby’s, en Londres, donde se estaban preparando para la venta. A la rica iluminación de este manuscrito se le suma la gran riqueza histórica plasmada en cada una de sus páginas. Al principio de cada volumen se ha añadido una inscripción a página completa donde se proporcionan detalles del propietario. En este tomo se puede leer lo siguiente: «Antiphonaire pour servir dans le Choeur du coté de la Dame Prieure. Depuis le Fête de l'Assumption de Nôtre Dame jusqu'à Noël». Las propias iluminaciones revelan más detalles acerca de la procedencia de la obra: por ejemplo, la mecenas de los manuscritos, casada con un miembro de la familia Viane, aparece representada junto a una joven llamada Clemencia en el volumen I (W.759). Se han documentado donaciones hechas por la familia Viane a Santa María de Beaupré de 1244 a 1293. Entre 1475 y 1500, algunos de los oficios del siglo XIII fueron sustituidos por revisiones y por incorporaciones que se colocaron al final del volumen. En el siglo XVIII, algunas hojas que databan de los siglos XIII y XV fueron eliminadas, se hicieron cambios tanto en los neumas como en el texto y se añadieron páginas al final del volumen. Se cree que las primeras adiciones fueron realizadas para la abadesa Jacqueline Hendricx (1473‒1500), mientras que las segundas fueron destinadas probablemente a la última abadesa, Angéline de Lossy (1755‒1796), antes de la toma de la abadía durante la Revolución francesa. Los motivos grutescos, principalmente centrados en el pie de página, se encuentran, sobre todo, en las páginas con iniciales historiadas. Aunque muchos de ellos fueron borrados, aún se pueden distinguir algunas de las imágenes por su contorno. Se presume que el encargado de borrarlas fue el erudito y crítico de arte inglés John Ruskin (1819‒1900), a quien también se le atribuye la elaboración de una tabla de contenidos separada, así como varias transcripciones del texto en latín encontradas en un gran número de hojas. Este antifonario de varios volúmenes, que constituye una obra verdaderamente extraordinaria, fue donado generosamente al Museo de Arte Walters en 1957 por la fundación Hearst.

Última actualización: 24 de octubre de 2017