Combate entre la caballería y los buques de guerra, y rendición de la fuerza naval

Descripción

El 5 de septiembre de 1918, durante la Guerra Civil rusa, las fuerzas japonesas y el Ejército Blanco ruso capturaron la ciudad de Jabárovsk, situada sobre el río Amur. El 7 de septiembre, sobrevino la rendición de la flotilla militar soviética del Amur, que estaba compuesta de 28 navíos, entre los que había ocho lanchas cañoneras con torreta y 10 lanchas cañoneras más pequeñas. La flotilla había comenzado a operar durante la guerra ruso-japonesa de 1904 y 1905. Durante la ocupación de Jabárovsk, el Ejército nipón se deshizo de casi todos los navíos de la flotilla del Amur, utilizó algunos para sus propias patrullas fluviales a lo largo del Amur y destruyó otros. Después de 1922, la Unión Soviética comenzó a reconstruir la flota y, entre 1925 y 1926, les fueron devueltos casi todos los buques que habían sido capturados por los japoneses. Entre agosto de 1918 y octubre de 1922, el Ejército Imperial japonés participó de la «intervención en Siberia», un intento de las potencias aliadas de la Primera Guerra Mundial de apoyar a las fuerzas del Ejército Blanco en su lucha contra los bolcheviques durante la Guerra Civil rusa (1917-1922). La intervención, que comenzó en agosto de 1918, contó con la participación de soldados de nueve países. Los Estados Unidos y el Reino Unido retiraron sus tropas en 1920, pero el Ejército japonés permaneció en el extremo oriental ruso y en Siberia durante otros dos años. Más de 70 000 tropas japonesas participaron del combate. En 1919, con el objeto de apoyar la iniciativa de las fuerzas niponas, la editorial Shōbidō y compañía, con sede en Tokio, produjo una serie de impresiones litográficas de corte patriótico. Las ilustraciones eran variadas y representaban escenas de una campaña titulada «Imágenes de la guerra siberiana».

Última actualización: 14 de noviembre de 2017