La divina comedia

Descripción

Casi desde el momento en que fue escrita, La divina comedia, de Dante Alighieri (1265-1321), gozó de enorme popularidad: Boccaccio la elogió con el propio término «divina» y fue copiada en más de 600 manuscritos. La obra continuó siendo una fuente eterna de inspiración artística, desde las primeras ilustraciones manuscritas hasta el trabajo de artistas modernos, como Salvador Dalí y Robert Rauschenberg. El movimiento en pos de la revalorización de la literatura italiana vernácula despertó el interés por Dante entre 1440 y 1470, e impulsó la publicación de una edición representativa de La divina comedia en Florencia, la ciudad natal del poeta. Esta edición intentaba rivalizar con las ediciones impresas previamente en Foligno, en 1472, y luego, en Venecia, Mantua, Nápoles y Milán. El resultado fue la edición florentina de 1481, que estaba acompañada por un comentario erudito que centraba la atención en el carácter alegórico de la obra. El autor del comentario fue Cristoforo Landino (1424-1498), miembro prominente de la Academia Platónica florentina y profesor de Lorenzo de Pierfrancesco de Médici, primo de Lorenzo el Magnífico. Este comentario se incluiría en todas las ediciones de La divina comedia impresas en las dos décadas siguientes. La diferencia entre las técnicas de impresión necesarias para el texto (impresión en relieve) y para los grabados en placas de cobre (huecograbado) parece haber causado problemas en esta edición florentina realizada en 1481 por Nicolaus Laurentii, oriundo de Wrocław (hoy Breslavia, Polonia). Solo alrededor de 20 copias de la edición contienen 19 grabados en placas de cobre. Muchos de ellos han sido pegados en las páginas de texto en lugar de impresos; otros contienen apenas dos ilustraciones en los dos primeros cantos del poema. Era una edición ambiciosamente planificada que parece no haber sido realizada de forma adecuada. La cantidad de errores y omisiones textuales sugiere que el trabajo fue impreso con cierta prisa. Los grabados en placas de cobre probablemente fueron obra de Baccio Baldini y parecen estar relacionados con una serie de 92 ilustraciones realizadas por Sandro Botticelli para Lorenzo di Pierfrancesco de Médici a finales del siglo XV. Estas ilustraciones se conservan en el Museo de Impresiones y Dibujos del Museo Estatal de Berlín y en la Biblioteca del Vaticano. La explicación más creíble de esta conexión es que Baldini pudo haber hecho sus ilustraciones basándose en una colección de materiales de Botticelli para La divina comedia, compuesta de bocetos y estudios incompletos.

Fecha de creación

Fecha del contenido

Información de la publicación

Nicolaus Laurentii, Florencia

Idioma

Título en el idioma original

La Commedia

Tipo de artículo

Descripción física

737 páginas ilustradas; 47 x 43 centímetros

Notas

  • Signatura BSB: Rar. 290-1/3
  • Esta descripción de la obra fue escrita por Wiltrud Summer-Schindler, de la Biblioteca Estatal de Baviera.

Manifiesto de interoperabilidad de imágenes (IIIF) Ayuda

Última actualización: 16 de marzo de 2017