Leyendas en latín de santos checos: Vito, Procopio y Venceslao

Descripción

Las leyendas medievales en latín acerca de las principales figuras de la historia checa son un componente importante de la herencia espiritual y cultural de Europa. Perteneciente a la dinastía de los Premislidas y santo patrono del pueblo checo, el príncipe Venceslao (907-935), partidario de la cristiandad y fundador del templo circular del castillo de Praga, propagó el culto a san Vito (fallecido en 305) por toda Europa Central. Venceslao fue asesinado por su hermano Boleslao I en 935. Poco tiempo después, ya en el siglo X, comenzó a ser venerado como santo. Sus restos fueron sepultados en la catedral de san Vito, en el castillo de Praga, que se convirtió en el centro del culto a san Venceslao. Su vida y su muerte se volvieron la temática de numerosas historias, como la primera leyenda en eslavo antiguo del siglo X, la leyenda Crescente fide en latín, la llamada leyenda de Gumpold y la leyenda de Christian. Aquí se presenta un manuscrito que data de la primera mitad del siglo XV y que contiene las leyendas de tres santos: Vito, Venceslao y Procopio. Procopio fue el primer abad del monasterio de Sázava (circa 980-1053). El manuscrito, de origen checo, fue realizado en tinta roja y negra por un escriba cuyo nombre se desconoce.

Última actualización: 17 de octubre de 2017