Principia

Descripción

Philosophiae naturalis principia mathematica (Principios matemáticos de la filosofía natural) es la obra maestra de sir Isaac Newton. Su aparición fue un punto de inflexión en la historia de la ciencia, y el tratado es considerado por muchos como la obra científica más importante que se ha publicado. Newton (1642-1727) era profesor de matemática en el Trinity College, Cambridge, cuando escribió esta obra. Presenta los fundamentos de la física y la astronomía formulados en el lenguaje de la geometría pura. Es un trabajo deductivo donde las propiedades mecánicas se demuestran por medio de teoremas a partir de proposiciones muy generales. Establece los fundamentos de la hidrostática, la hidrodinámica y la acústica, y sistematiza un método para el estudio de la naturaleza por medio de la matemática. La obra fue escrita en latín, lo que determina su público objetivo: expertos en matemática y mecánica, astrónomos, filósofos y graduados universitarios. La obra se conoce como Principia y consta de tres libros, precedidos de un capítulo preliminar con definiciones y de otro que se ocupa de los axiomas o las leyes del movimiento. Las definiciones, ocho en total, explican el vocabulario que se utiliza a lo largo del texto e introducen el concepto de espacio y tiempo absolutos. El primer libro, «Axiomas y leyes del movimiento», es por lejos la parte más conocida de la obra. La primera ley de Newton afirma que todos los cuerpos perseveran en su estado de reposo o de movimiento uniforme en línea recta, salvo que se vean forzados a cambiar ese estado por fuerzas impresas. El estado de inercia se convierte así en la primera ley o axioma. La segunda ley establece que la fuerza neta que se ejerce sobre un objeto es directamente proporcional al cambio en su movimiento lineal en un sistema de referencia inercial. La tercera ley enuncia que las acciones recíprocas de dos cuerpos siempre son iguales y se dirigen en sentido opuesto. La dinámica gravitacional, como un sistema de atracción recíproca, se basa en esta tercera ley. El segundo libro gira en torno al movimiento de los cuerpos en relación con la resistencia y con la velocidad. En esta parte central de la obra, el primer capítulo se centra en el movimiento de los objetos en el vacío, es decir, el movimiento de los objetos que no encuentran resistencia. En el tercer libro, «El sistema del mundo», se aplican los principios de astronomía formulados anteriormente. Newton explora la derivación de las leyes de gravedad, las consecuencias para las órbitas planetarias, la luna y los equinoccios en su relación con la teoría de la gravedad, y el estudio de los cometas. Termina el tratado con el texto del «Escolio general», que se agregó a partir de la segunda edición. Este infiere una explicación racional de la existencia de un ser superior y es conocido por la afirmación «Yo no imagino hipótesis» en referencia a su metodología. Mientras Newton vivía, aparecieron tres ediciones de Principia: la primera, en 1687, con una tirada de 300 o 400 copias; la siguiente fue la edición de 1713, revisada, corregida y ampliada por el autor; a esta le siguió la edición de 1726, corregida por Newton y editada por Henry Pemberton. La traducción al inglés de Andrew Motte apareció recién en 1729 (después del fallecimiento de Newton). La edición en francés se publicó en 1756 y fue traducida por el marqués de Châtelet, con agregados del matemático Alexis-Claude Clairaut y un prólogo de Voltaire.

Última actualización: 30 de marzo de 2016