Comentario del padre Monserrate, de la Compañía de Jesús, sobre su viaje a la corte de Akbar

Descripción

Antonio Monserrate (1536-1600) fue un sacerdote portugués que emprendió, junto con el padre Rodolfo Acquaviva y el padre Francisco Enríquez, la primera misión jesuita a la corte del emperador Akbar (1542-1605; reinó entre 1556 y 1605), también conocido como Akbar el Grande. Monserrate partió de Goa el 17 de noviembre de 1579 y llegó a Fatehpur Sikri, la capital del Imperio mogol, el 4 de marzo de 1580. Akbar, quien había invitado a los misioneros, los recibió cordialmente en la corte. Muy pronto, el padre Monserrate fue designado tutor de Murad, el segundo hijo del emperador. También acompañó a Akbar en su expedición militar a Kabul en 1581. Llegó hasta Peshawar con el emperador y hasta Jalalabad con la retaguardia del Ejército mogol. Monserrate permaneció en la corte de Akbar hasta abril de 1582, cuando regresó a Goa. Aquí se presenta la traducción al inglés de Commentarius, de Monserrate, un relato de sus días en la corte mogola. Comenzó a escribirlo poco después de haber regresado a Goa y lo terminó en diciembre de 1590, mientras era prisionero de los turcos en Arabia. El texto de la obra nunca fue enviado a Europa, pero, de alguna manera, llegó a Calcuta, donde fue descubierto a principios del siglo XX. La Sociedad Asiática de Bengala publicó por primera vez la versión en latín en 1914. La narrativa de Monserrate es una fuente primaria importante para el estudio de Akbar y su corte e imperio. En particular, es de gran valor el detallado informe del Ejército mogol y su composición y organización. Monserrate describe a Akbar como un hombre físicamente imponente—«con un aspecto apropiado a su dignidad real, por lo que se puede reconocer fácilmente, incluso a primera vista, que él es el rey»—, accesible para sus súbditos y un gran mecenas de la educación. Afirma que el emperador adquiría conocimientos gracias a los manuscritos que le leían, ya que no sabía leer ni escribir. El sacerdote terminó su manuscrito con 23 páginas de información sobre los antepasados de Akbar, que se remontaban a Gengis Kan y a Tamerlán. Sin embargo, los editores consideraron que estos pasajes no eran pertinentes ni reflejaban de forma fidedigna el paso de Monserrate por la corte, y los relegaron a un apéndice.

Última actualización: 31 de agosto de 2016