Estudios sobre los dialectos del sur de Arabia

Descripción

Études sur les dialectes de l'Arabie méridionale (Estudios sobre los dialectos del sur de Arabia) es un estudio monumental de los dialectos de las regiones de Hadramawt y Datinah en el sur de la península de Arabia, situadas al noreste de la ciudad de Adén (actual Yemen). Fue producido por el conde Carlo Landberg (1848-1924), considerado uno de los mejores orientalistas suecos de todos los tiempos. La obra consta de cuatro volúmenes de recitaciones de poemas, canciones y relatos recogidos de las tribus, que se han transcrito con esmero. El autor presenta una transcripción coloquial del texto en árabe, una representación fonética del recitado y una traducción al francés. En las canciones, se incluye la notación musical. Landberg era un acaudalado aristócrata que podía dedicar su tiempo y su fortuna al estudio de los dialectos árabes durante sus viajes y misiones diplomáticas en Siria, Egipto y Arabia. Tenía residencias en Francia, Alemania y Suecia, y participó en la vida académica de cada país. En 1889, se desempeñó como secretario general del Octavo Congreso Internacional de Orientalistas. Con motivo de su septuagésimo quinto cumpleaños, escribió: «He pasado más de treinta años entre los árabes. He hablado en árabe todos los días durante cuarenta y dos años, hasta la Guerra [la Primera Guerra Mundial]». Aunque se basan en investigaciones que tienen más de un siglo de antigüedad, los estudios pioneros de Landberg siguen siendo el punto de partida para investigar los dialectos del sur de Arabia. Aunque la dialectología y la lingüística han aumentado su complejidad y sofisticación desde los tiempos del orientalista sueco, los eruditos modernos siguen apoyándose en su trabajo de campo original, en particular, en su lexicografía. Landberg también ofrece enriquecedoras descripciones de los usos y costumbres de los pueblos entre los que trabajó. La publicación de estos volúmenes entre 1901 y 1913 por la imprenta y editorial orientalista de E. J. Brill en Leiden, Países Bajos, fue una proeza en sí misma. Los libros son obras maestras de la precisión en el uso de diversas tipografías, en la anotación compleja y en el diseño de una obra integral dotada de varios índices, glosarios y textos explicativos. La obra está dedicada al rey Oscar II de Suecia, que también era erudito y mecenas de las artes y las ciencias.

Última actualización: 17 de marzo de 2016