Dhows del océano Índico: disputas sobre Zanzíbar y Mascate

Descripción

Les boutriers de la Mer des Indes, affaires de Zanzibar et Mascate (Los dhows del océano Índico: disputas sobre Zanzíbar y Mascate) es una historia diplomática de la confrontación entre Francia y Gran Bretaña por estos territorios en el siglo XIX. El objetivo de Gran Bretaña era preservar la seguridad marítima en el océano Índico, mientras que Francia intentaba retener sus pocos puestos comerciales y su influencia diplomática en Mascate, Zanzíbar y la costa de África Oriental. Según el autor, Charles Brunet, la posición francesa estaba condenada a fracasar debido a «la pusilanimidad y la insensatez» del Gobierno francés ante la intimidación británica. Brunet era un hombre de letras y figura política en la isla de Reunión, la provincia francesa de ultramar. Esta obra es su tesis doctoral. Brunet comienza con una introducción histórica y una descripción romántica del comercio tradicional de los dhows de dos mástiles y un análisis de la pericia de sus capitanes omaníes. Luego se dedica a lo que constituye el centro de su investigación; traza con minucioso detalle, y utilizando el conjunto de textos disponibles, el progreso de adquisición territorial británica a expensas de los franceses y de sus aliados omaníes y africanos. Las autoridades francesas de la región trataban de resistir la expansión de la influencia británica a través de una serie de medidas que regulaban el comercio de los dhows. Los británicos desafiaron estos actos, utilizando la contención de la esclavitud como pretexto para extender su control sobre los mares. El autor sostiene que un fallo de la Corte de Arbitraje de La Haya en 1905 perjudicó en gran medida a los franceses por lo siguiente: las advertencias de las autoridades francesas en la región no fueron escuchadas; la falta de conocimiento y, a menudo, la insensatez mostrada por los ministros franceses; el desconocimiento de los negociadores; el silencio de la prensa y la indiferencia del parlamento francés. Brunet concluye que «en estas condiciones, la rivalidad anglo-francesa era cierta e inevitable».

Última actualización: 29 de diciembre de 2015