Nacionalidades sometidas por la alianza alemana. Como surge de las condiciones para la paz de los aliados en su respuesta a la nota del presidente Wilson, del 19 de diciembre de 1916

Descripción

En diciembre de 1916, el presidente de los Estados Unidos Woodrow Wilson, en su papel de líder de la potencia neutral más importante del mundo, presentó un plan para poner fin a la Primera Guerra Mundial con una «paz sin victoria». Wilson solicitó a las potencias aliadas y a las centrales que expresaran sus condiciones para la paz. En respuesta, los aliados declararon: «El mundo civilizado sabe que los objetivos de los aliados incluyen la reorganización de Europa, garantizada por un acuerdo estable, sobre la base del principio de las nacionalidades y del derecho de todos los pueblos, ya sean pequeños o grandes, a gozar de la plena seguridad y del libre desarrollo económico». Los franceses y los británicos no tenían ningún interés en negociar una paz sin victoria ni en conceder lo que Wilson llamaba «el derecho a la autodeterminación de los pueblos bajo su dominio». Sin embargo, estaban muy dispuestos a aprovechar la cuestión de la nacionalidad como parte de su campaña de propaganda en contra de sus enemigos. Este mapa de 1917, publicado en Gran Bretaña pero elaborado a partir de fuentes alemanas anteriores a la guerra, pone de relieve la diversidad étnica y la gran cantidad de pueblos sometidos en las poblaciones dominadas por la alianza alemana. La Alemania imperial en sí era relativamente homogénea, ya que un 92 por ciento de su población era de etnia alemana. En cambio, Austria-Hungría y el Imperio otomano eran una historia diferente. Como lo muestran los cuadros en la esquina superior derecha del mapa, la población de la región del Imperio austro-húngaro gobernada por austríacos estaba conformada por un 35 por ciento de alemanes, mientras que la población de aquellas áreas gobernadas por húngaros contaba con un 48 por ciento de magiares. Solo el 35 por ciento de la población del Imperio otomano pertenecían a la etnia turca. El sombreado del mapa se utiliza para mostrar las regiones habitadas por diferentes pueblos, como eslavos de diversas nacionalidades, rumanos, italianos y, en el Imperio otomano, árabes, armenios, kurdos y otros. Después de la Primera Guerra Mundial, los imperios austro-húngaro y otomano se disolvieron conforme al principio de la autodeterminación nacional y se convirtieron en Estados más pequeños. Alemania pasó a cobrar todavía más homogeneidad étnica, ya que perdió la mayor parte de sus territorios habitados por polacos, alsacianos, daneses y otros pueblos minoritarios. La escala del mapa es aproximadamente de 1:4 300 000.

Última actualización: 19 de julio de 2017