Cédula del Tesoro por la suma de 7,2 millones de dólares para la compra de Alaska

Descripción

En la noche del 29 al 30 de marzo de 1867, el secretario de Estado William H. Seward llevó a cabo las negociaciones finales con el representante diplomático ruso en Washington, Eduard de Stoeckl, y se firmó el tratado por la compra de Alaska al Imperio ruso. Después de años de abogar por la expansión de los Estados Unidos a través de la adquisición de diversos territorios, Seward finalmente había logrado anexar un territorio importante y, así, había cumplido lo que él consideraba el «destino manifiesto» del país. Pronto, el Senado de los Estados Unidos votó a favor de aprobar el tratado. Sin embargo, la asignación de los 7,2 millones de dólares necesarios para completar la compra se retrasó en la Cámara de Representantes. Como se puede observar aquí, la cédula del tesoro para la compra no se emitió hasta el 1 de agosto de 1868, 16 meses después de que Seward y el representante ruso habían firmado el tratado. Dado que la autocracia zarista no requería ningún procedimiento de ratificación sustancial ni un acuerdo político interno, los rusos se vieron agraviados por el largo proceso de aprobación de los estadounidenses. Después de la compra, los Estados Unidos ignoraron casi por completo su nuevo territorio durante otros 30 años. Recién en 1898, la fiebre del oro de Klondike repentinamente hizo evidente el enorme potencial económico de Alaska.

Última actualización: 20 de noviembre de 2015