Borrador del recibo de pago por la compra de Alaska

Descripción

En 1866, el Gobierno ruso les ofreció a los Estados Unidos venderles el territorio de Alaska. El secretario de Estado William H. Seward, entusiasmado con la posibilidad de la expansión estadounidense, negoció el acuerdo en nombre de su Gobierno. Eduard de Stoeckl, diplomático ruso en los Estados Unidos, negoció en representación de Rusia. El 30 de marzo de 1867, las dos partes acordaron que los Estados Unidos le pagarían 7,2 millones de dólares a Rusia por el territorio. Por menos de dos centavos por acre, los Estados Unidos adquirieron cerca de 600 000 millas cuadradas (1,55 millones de kilómetros cuadrados) de territorio. En ese entonces, los detractores de la compra la llamaron la «locura de Seward» o el «refrigerador de Seward». El pago por Alaska, que por ley requería una asignación de fondos por parte del Congreso de los Estados Unidos, se retrasó a causa de la oposición política interna estadounidense y de la disputa en torno al juicio político contra el presidente Andrew Johnson. Finalmente, el 1 de agosto de 1868, el Gobierno de los Estados Unidos emitió una cédula del tesoro para la compra de Alaska, 16 meses después de que Seward y De Stoeckl habían firmado el tratado. En esta nota, se certifica el recibo de 7,2 millones de dólares por la compra de Alaska, que posteriormente el representante ruso recibió en moneda de oro del Banco Riggs en Washington D. C.

Última actualización: 20 de noviembre de 2015