Relato de una misión a Bujará, entre los años 1843 y 1845, para determinar el paradero del coronel Stoddart y del capitán Conolly

Descripción

En diciembre de 1838, el coronel Charles Stoddart llegó a Bujará (hoy, Uzbekistán), donde la Compañía Británica de las Indias Orientales lo había enviado en una misión para tratar de concertar con el kanato una alianza contra el Imperio ruso, cuya expansión en Asia central preocupaba a los británicos. El gobernante de Bujará, Nasrullah Khan (reinó de 1827 a 1860), había confinado a Stoddart a una celda verminosa, ubicada bajo la fortaleza del Arca de Bujará, por no haberse inclinado ante él, no haberle llevado obsequios ni haberle rendido pleitesía, como era su obligación de súbdito. En noviembre de 1841, el capitán Arthur Conolly, otro oficial, a quien se recuerda principalmente por acuñar la frase «el Gran Juego» (la competencia entre Gran Bretaña y Rusia por la influencia en Asia central) llegó a Bujará para tratar de garantizar la liberación de Stoddart. También fue apresado por el emir, y, el 17 de junio de 1842, ambos hombres fueron ejecutados. La noticia de las ejecuciones no había llegado a Gran Bretaña, y, en 1843, el doctor Joseph Wolff (1795-1862) emprendió una misión a Bujará para tratar de determinar qué había sido de ellos. Wolff, que tenía amplia experiencia en Oriente Medio y en Asia central, ofreció voluntariamente sus servicios a un comité que se había formado en Londres para ayudar a los cautivos. Wolff era brillante, valiente y excéntrico. Había nacido en Alemania en el seno de una familia judía (uno de sus familiares era rabino), pero se había convertido al catolicismo de muy joven. Estudió teología y lenguas del Cercano Oriente en Austria y Alemania, y, luego, partió a Roma con la intención de ser misionero. Debido a sus enfrentamientos con la Iglesia por cuestiones teológicas, se convirtió al anglicanismo. En 1821, comenzó su carrera como misionero entre los judíos de Oriente Medio y Asia central, y, como tal, pasó muchos años trabajando en la región, incluidas las áreas al este de Afganistán. El propio Wolff estuvo por ser ejecutado en Bujará, pero, con la asistencia del Gobierno persa, se las arregló para regresar a Inglaterra y llevar información sobre el destino de Stoddart y Conolly. Relato de una misión a Bujará narra los detalles de su misión. Contiene gran cantidad de información sobre los países por los que viajó (hoy Turquía, Irán y Uzbekistán), en particular, sobre las creencias y las prácticas religiosas de los musulmanes, judíos y cristianos que conoció. Wolff denuncia a Nasrullah Khan tildándolo de «cruel malhechor», culpable de la «horrenda atrocidad» que fue el asesinato de los oficiales. El libro, que, tras su publicación, fue editado siete veces en siete años, contiene dibujos de personas notables y comunes.

Fecha de creación

Fecha del contenido

Información de la publicación

Harper & Brothers, Nueva York

Idioma

Título en el idioma original

Narrative of a mission to Bokhara, in the years 1843-1845, to ascertain the fate of Colonel Stoddart and Captain Conolly

Tipo de artículo

Descripción física

384 páginas: láminas, retratos; 23 centímetros

Referencias

  1. E.I. Carlyle, revised by Todd M. Endelman, “Wolff, Joseph (1795‒1862)” (Oxford, U.K.: Oxford University Press, 2004).
  2. Peter Hopkirk, The Great Game: On Secret Service in High Asia (Oxford, U.K.: Oxford University Press, 2001).

Manifiesto de interoperabilidad de imágenes (IIIF) Ayuda

Última actualización: 30 de septiembre de 2016