Ardilla de Luisiana

Descripción

Este dibujo coloreado a mano de 1727 representa lo que se supone que es una ardilla voladora que come una nuez sobre una rama. Un sacerdote capuchino la llevó hasta París desde Nueva Orleans y, después de tres días, se la entregó a la reina. Según la nota escrita en lápiz en la parte superior de la ilustración, el pequeño animal despertó mucha curiosidad en la corte francesa y resultó todo una atracción. Allí, «su actividad favorita era saltar a los cuellos de las damas y esconderse». La nota explica: «Podía volar de un extremo al otro de la habitación, pero no más lejos que eso. Su cola era verdaderamente extraña. Dibujé esta imagen en 1727».

Última actualización: 4 de noviembre de 2015