Constitución política de la monarquía española, promulgada en Cádiz el 19 de marzo de 1812

Descripción

El 19 de marzo de 1812, durante la guerra de la independencia española (1808-1814), las Cortes de Cádiz promulgaron la Constitución política de la monarquía española, a la que el pueblo denominó cariñosamente «la Pepa» por haber sido promulgada el día de San José. Tenía 10 títulos y 384 artículos, de marcado carácter liberal. Fue la primera Constitución en España que estableció la soberanía nacional y la división de poderes. Su característica principal era la intención declarada de introducir una reorganización a fondo del Estado, basada en los principios liberales. El rey Fernando VIII reinó brevemente en 1808 antes de que Napoleón lo derrocara. Reasumió el trono en 1813, al final de la guerra de independencia. Cuando regresó al poder, abolió la Constitución; de esta manera, restauró el absolutismo monárquico. Fernando ejerció este poder hasta el final de su reinado en 1833, a excepción del trienio liberal de 1820 a 1823, cuando la Constitución de Cádiz se restableció como la ley fundamental del Estado. Esta edición de 1812 de la Constitución se publicó en 1822, durante el trienio liberal. Se encomendó al grabador de cámara de Su Majestad, José María de Santiago, realizar una edición de lujo, dedicada al Congreso. Todas las páginas están adornadas; el texto está enmarcado en una orla arquitectónica, y el principio de cada título está decorado con una viñeta alegórica, alusiva a su contenido.

Última actualización: 8 de julio de 2015