La batalla de Przemyśl

Descripción

Este grabado, que muestra un enfrentamiento entre las tropas austríacas y rusas, pertenece a la colección de carteles lubok de la Primera Guerra Mundial, que se conserva en la Biblioteca Británica. El epígrafe dice: «La batalla, que comenzó el 1 de octubre entre las tropas austríacas y las nuestras en el frente de Galitzia, continuó con gran tenacidad los días 4, 5 y 6 de octubre. Los austríacos sometieron a la línea del frente de Sanok/Stare Miasto-Stryi, al sur de Przemyśl, a un ataque intenso. Se usaron mucho las bayonetas. En la noche del 4 al 5 de octubre, en las cercanías de Stare Miasto, los austríacos tomaron la ofensiva cinco veces; así se acercaron a nuestras tropas. A las siete de la mañana del 5 de octubre, nuestras tropas, que habían permitido que se acercaran hasta unos 200 pasos, desataron de repente un intenso fuego de fusiles, ametralladoras y obuses. Los austríacos titubearon. Buscaron esconderse en las trincheras, pero nuestras tropas lanzaron un contraataque. Empuñando bayonetas, derrocamos al enemigo al grito de '¡hurra!'. Los austríacos sufrieron grandes pérdidas. Tomamos prisionero a un batallón entero, incluidos quince oficiales y seis ametralladoras». Esta imagen, como muchas otras de la colección, se produjo en la imprenta de Ivan Sytin (1851-1934) en Moscú. Hacia la década de 1880, Sytin era el editor más popular y exitoso de grabados lubok en Rusia. También publicó libros populares baratos para obreros y campesinos, libros de texto y literatura para niños. La calidad de este grabado es mucho mejor que las tantas imágenes de otras imprentas: los colores y los tonos están perfectamente nivelados, y se puede disfrutar de detalles más pequeños. Lubok es una palabra rusa para grabados populares creados a partir de xilografías, grabados, aguafuertes o, más tarde, mediante el uso de la litografía. Los grabados, en general, consistían en imágenes sencillas y coloridas que graficaban una narrativa, aunque también podían incluir texto. Durante la Primera Guerra Mundial, las pinturas lubok informaban a los rusos acerca de los sucesos en el frente, reforzaban la moral y servían como propaganda contra los enemigos.

Última actualización: 14 de noviembre de 2017