Una batalla cerca de Borzymów

Descripción

Este grabado, que muestra un intenso combate cuerpo a cuerpo alrededor de un gran cañón de artillería, cerca de Borzhimov, Polonia pertenece a la colección de carteles lubok de la Primera Guerra Mundial, que se conserva en la Biblioteca Británica. El epígrafe dice: «El 20 de diciembre, el enemigo comenzó una intensa ofensiva a lo largo de la línea de Borzhimov-Bolimov, concentrando gran cantidad de fuerzas en la margen derecha del río Ravka. En una serie de ataques, los alemanes intentaron desplazar a nuestras tropas de sus posiciones. En la noche del 20 de diciembre, después de todo un día de feroces y persistentes disparos de artillería, densas columnas de alemanes atacaron nuestras trincheras con bayonetas. Disparamos nuestras armas de fuego, que barrieron filas enteras del enemigo y cubrieron con cadáveres el campo de batalla. A pesar de las grandes pérdidas, los alemanes avanzaron con persistencia, gracias al apoyo de las reservas. Llegó el momento en que tuvimos que responder con una lucha cuerpo a cuerpo. Nuestros regimientos, a pesar de la ventaja del enemigo, abandonaron las trincheras y avanzaron hacia él. Sobrevino una lucha feroz, que duró aproximadamente una hora. La artillería y las ametralladoras alemanas sonaban de forma continua; se fundían en un solo rugido general. Nuestros regimientos avanzaron como un mar de lava incandescente. El enemigo, que no esperaba encontrar una resistencia tan firme, comenzó a retirarse». Esta imagen, como muchas otras de la colección, se produjo en la imprenta de Ivan Sytin (1851-1934) en Moscú. Hacia la década de 1880, Sytin era el editor más popular y exitoso de grabados lubok en Rusia. También publicó libros populares baratos para obreros y campesinos, libros de texto y literatura para niños. La calidad de este grabado es mucho mejor que las tantas imágenes de otras imprentas: los colores y los tonos están perfectamente nivelados, y se puede disfrutar de detalles más pequeños. Lubok es una palabra rusa para grabados populares creados a partir de xilografías, grabados, aguafuertes o, más tarde, mediante el uso de la litografía. Los grabados, en general, consistían en imágenes sencillas y coloridas que graficaban una narrativa, aunque también podían incluir texto. Durante la Primera Guerra Mundial, las pinturas lubok informaban a los rusos acerca de los sucesos en el frente, reforzaban la moral y servían como propaganda contra los enemigos.

Última actualización: 14 de noviembre de 2017