Buques rusos derriban el crucero alemán «Magdeburg»

Descripción

Este grabado, que muestra un buque en llamas en el mar, pertenece a la colección de carteles lubok de la Primera Guerra Mundial, que se conserva en la Biblioteca Británica. El epígrafe dice: «En la noche del 13 de agosto, el crucero alemán Magdeburg quedó encallado en las aguas someras del golfo de Finlandia, a causa de en la densa niebla. A pesar de que destructores alemanes llegaron al lugar del accidente para brindar asistencia, sus intentos de desembarrancarlo del banco de arena resultaron infructuosos. Por la mañana, se disipó la niebla, y dos de nuestros cruceros abrieron fuego contra el Magdeburg, que primero contraatacó, pero pronto se vio obligado a solicitar un alto el fuego. Los conductos del crucero alemán fueron destruidos durante la batalla, y una explosión en la proa asoló la nave hasta el puente delantero. Solo sobrevivieron el comandante, dos oficiales y 40 marineros, a quienes capturamos. El resto de los oficiales y de la tripulación perecieron». Lubok es una palabra rusa utilizada para designar obras populares creadas a partir de xilografías, grabados, aguafuertes y, más tarde, litografías. Los grabados, en general, consistían en imágenes sencillas y coloridas que graficaban una narrativa, aunque también podían incluir texto. Las pinturas Lubok comenzaron a ganar popularidad en Rusia a finales del siglo XVII. Los grabados, que a menudo describían un acontecimiento histórico o representaban una pieza literaria o religiosa, se utilizaban para poner ese tipo de relatos al alcance de los analfabetos. El tono de estos expresivos grabados podía variar considerablemente: desde el humorístico hasta el instructivo, pasando por perspicaces comentarios políticos y sociales. Las imágenes eran claras y fáciles de entender; las publicadas en serie fueron las predecesoras de la historieta moderna. La reproducción de los grabados era económica, por lo que se convirtieron en una forma de que las masas exhibieran arte en sus hogares. Inicialmente, las clases altas no tomaban en serio este estilo artístico, pero, hacia finales del siglo XIX, el Lubok gozaba de tal reconocimiento que inspiró a artistas profesionales. Durante la Primera Guerra Mundial, las pinturas Lubok informaban a los rusos acerca de los sucesos en el frente, reforzaban la moral y servían como propaganda contra los enemigos.

Fecha de creación

Fecha del contenido

Información de la publicación

Editorial M. S. Kozman, Odesa

Idioma

Título en el idioma original

Разстрел русскими судами германскаго крейсера "Магдебург"

Tipo de artículo

Manifiesto de interoperabilidad de imágenes (IIIF) Ayuda

Última actualización: 4 de mayo de 2017