La derrota de los alemanes en el río Bzura

Descripción

Este grabado, que muestra la derrota de los alemanes en el río Bzura, pertenece a la colección de carteles lubok de la Primera Guerra Mundial, que se conserva en la Biblioteca Británica. El epígrafe dice: «En tres batallas anteriores, el ejército alemán, derrotado, no fue capaz de llevar a cabo una amplia y completa ofensiva contra nuestro ejército invencible en la línea del frente, a la vera del río Bzura. Los alemanes se limitaron a emprender ataques aislados y, como resultado, sus hordas permanecieron en la margen izquierda del Bzura. Los sacrificios sufridos por los alemanes en el Bzura fueron impresionantes: en pocos días, miles de cadáveres pertenecientes a las sangrientas hordas del káiser colmaban las orillas de este río ahora histórico. Al principio, nuestras tropas permitieron que los alemanes cruzaran el río, pero luego, en un rápido ataque, derrotaron al escuadrón que acababa de cruzar. Regimientos alemanes completos trataron varias veces de cruzar el río, pero siempre conseguimos hacerlos retroceder, mientras manteníamos de nuestro lado una importante cantidad de prisioneros. Después de estos intentos fallidos, los alemanes iniciaron la retirada, y nuestras tropas comenzaron la ofensiva con una fuerza indestructible. Ya hemos logrado un importante progreso en todo el frente». Lubok es una palabra rusa utilizada para designar obras populares creadas a partir de xilografías, grabados, aguafuertes y, más tarde, litografías. Los grabados, en general, consistían en imágenes sencillas y coloridas que graficaban una narrativa, aunque también podían incluir texto. Las pinturas Lubok comenzaron a ganar popularidad en Rusia a finales del siglo XVII. Los grabados, que a menudo describían un acontecimiento histórico o representaban una pieza literaria o religiosa, se utilizaban para poner ese tipo de relatos al alcance de los analfabetos. El tono de estos expresivos grabados podía variar considerablemente: desde el humorístico hasta el instructivo, pasando por perspicaces comentarios políticos y sociales. Las imágenes eran claras y fáciles de entender; las publicadas en serie fueron las predecesoras de la historieta moderna. La reproducción de los grabados era económica, por lo que se convirtieron en una forma de que las masas exhibieran arte en sus hogares. Inicialmente, las clases altas no tomaban en serio este estilo artístico, pero, hacia finales del siglo XIX, el Lubok gozaba de tal reconocimiento que inspiró a artistas profesionales. Durante la Primera Guerra Mundial, las pinturas Lubok informaban a los rusos acerca de los sucesos en el frente, reforzaban la moral y servían como propaganda contra los enemigos.

Fecha de creación

Fecha del contenido

Información de la publicación

Empresa de impresión y litografía E. Konovalov & C., Moscú

Idioma

Título en el idioma original

Разгром немцев на реке Бзуре

Tipo de artículo

Manifiesto de interoperabilidad de imágenes (IIIF) Ayuda

Última actualización: 19 de julio de 2017