Una batalla sangrienta contra los alemanes en Vítkovice

Descripción

Este grabado, que muestra una batalla entre rusos y alemanes en Vítkovice, pertenece a la colección de carteles lubok de la Primera Guerra Mundial, que se conserva en la Biblioteca Británica. El epígrafe dice: «El sangriento káiser Guillermo II llevaba tiempo prometiendo a sus hordas salvajes que algún día saquearían la bella Varsovia. Los alemanes atacaron dos veces la ciudad, pero siempre se los repelió, y sufrieron grandes pérdidas. Comenzó una guerra de trincheras. Los ríos Bzura, Rawka, Pilica superior y Nida marcaban la línea de contacto entre los alemanes y nosotros. El enemigo quería destruir nuestras posiciones en el Bzura y acceder a Varsovia a toda costa. El 20 de enero de 1915, comenzaron un ataque sin precedentes. Apostaron unos 130 000 hombres y unas 600 armas a lo largo de las 10 millas de la línea del frente. En cada yarda de la línea, había apostado un hombre. Había 12 líneas con esta formación. Después de un terrible huracán de fuego, estas densas columnas de alemanes se precipitaron hacia las trincheras rusas. Nuestros héroes las recibieron con un intenso fuego de ametralladoras y rifles: pilas de cadáveres fueron el resultado. El contraataque de nuestros hombres, y la captura de dos líneas de trincheras, detuvo a los alemanes, que debieron retroceder. Al mismo tiempo, nuestros extraordinarios héroes se trasladaron a la margen izquierda del estuario del Bzura (bajo ocupación alemana), destruyeron un destacamento alemán y capturaron Vítkovice, una victoria de importancia estratégica. Los alemanes perdieron más de 40 000 hombres, la mayoría de los cuales pereció». Lubok es una palabra rusa utilizada para designar obras populares creadas a partir de xilografías, grabados, aguafuertes y, más tarde, litografías. Los grabados, en general, consistían en imágenes sencillas y coloridas que graficaban una narrativa, aunque también podían incluir texto. Las pinturas Lubok comenzaron a ganar popularidad en Rusia a finales del siglo XVII. Los grabados, que a menudo describían un acontecimiento histórico o representaban una pieza literaria o religiosa, se utilizaban para poner ese tipo de relatos al alcance de los analfabetos. El tono de estos expresivos grabados podía variar considerablemente: desde el humorístico hasta el instructivo, pasando por perspicaces comentarios políticos y sociales. Las imágenes eran claras y fáciles de entender; las publicadas en serie fueron las predecesoras de la historieta moderna. La reproducción de los grabados era económica, por lo que se convirtieron en una forma de que las masas exhibieran arte en sus hogares. Inicialmente, las clases altas no tomaban en serio este estilo artístico, pero, hacia finales del siglo XIX, el Lubok gozaba de tal reconocimiento que inspiró a artistas profesionales. Durante la Primera Guerra Mundial, las pinturas Lubok informaban a los rusos acerca de los sucesos en el frente, reforzaban la moral y servían como propaganda contra los enemigos.

Fecha de creación

Fecha del contenido

Información de la publicación

Empresa de impresión y litografía E. Konovalov & C., Moscú

Idioma

Título en el idioma original

Кровопролитный бой с немцами у Вытковице

Tipo de artículo

Manifiesto de interoperabilidad de imágenes (IIIF) Ayuda

Última actualización: 11 de septiembre de 2017