Compendio de astronomía y astrología

Descripción

Este manuscrito anónimo del siglo XVIII, con márgenes bellamente iluminados, es un compendio de obras de astronomía y astrología. Contiene extractos de numerosos tratados sobre astronomía y numerología: Lunario y pronóstico perpetuo, de Jerónimo Cortés; fragmentos de los volúmenes siete, ocho y nueve del Compendio mathematico (Compendio de matemática), de Tomás Vicente Tosca, y una obra de Diego de Torres Villarroel, El hermitaño, y Torres, Aventura curiosa en que se trata de la piedra philosophal y las tres Cartillas rústica, médica y eclesiástica (El ermitaño y Torres: una aventura curiosa sobre la piedra filosofal, y tres tratados breves, rústico, médico y eclesiástico). Cortés (fallecido circa 1615), al igual que Tosca (1651-1723), fue un escritor valenciano, reconocido en España, Francia e Italia por su Lunario y pronóstico perpetuo. El libro comienza con una cronología, las eras del mundo y la humanidad, los meses, los días de la semana, los vientos y las fiestas movibles. Continúa con predicciones basadas en los planetas, la influencia de la luna y otros elementos de la naturaleza que, según el autor, pueden usarse para predecir el futuro. El Compendio mathematico de Tosca se publicó entre 1707 y 1715. Constaba de nueve volúmenes que aparecieron en tres ediciones en el siglo XVIII. Su publicación marca un hito importante, ya que la obra explica con claridad y en la lengua vernácula de España diversos aspectos de la nueva ciencia y las hipótesis metodológicas de Galileo Galilei. Diego de Torres Villarroel (1693-1770) fue, además de dramaturgo y poeta, médico, matemático, sacerdote y profesor de la Universidad de Salamanca. Su obra se concentra en el estudio de la astronomía y la astrología.

Última actualización: 5 de septiembre de 2017