Primera Guerra Mundial. Las tropas rusas cruzando los Cárpatos

Descripción

Este grabado, que muestra a tropas rusas cruzando los Cárpatos, pertenece a la colección de carteles lubok de la Primera Guerra Mundial, que se conserva en la Biblioteca Británica. El epígrafe explica: «Nuestras valientes tropas soportan tremendas penurias durante su travesía por los Cárpatos; parece que todo está en contra de los rusos: acantilados, impenetrables senderos de cabras, las heladas más severas y, por encima de todo, detrás de cada piedra y saliente de una roca, el cruel enemigo observa atentamente cada paso que damos. Pero nada puede detener la marcha victoriosa de nuestros héroes, las águilas rusas. El coraje y la intrepidez de nuestros hombres lo superarán todo en pos de sus ideales: la liberación de los eslavos de los Cárpatos tras siglos de esclavitud bajo el pesado yugo de Austria y la unificación bajo el cetro del zar ruso. Los eslavos de los Cárpatos son nuestros hermanos en religión y origen. Están sometidos al régimen opresor de los insolentes suabos [una referencia a los Habsburgo: se dice que provenían de la región alemana de Suabia], cuyo objetivo es aplastar a los ya oprimidos de la Rus Carpática y de Galitzia, y así destruir el deseo de los eslavos de unirse con la Gran Rusia. Pero pronto se cumplirá el deseo sagrado de nuestros hermanos. Ya está brillando la estrella que marca la liberación de los grandes eslavos del yugo de los supresores». Lubok es una palabra rusa utilizada para designar obras populares creadas a partir de xilografías, grabados, aguafuertes y, más tarde, litografías. Los grabados, en general, consistían en imágenes sencillas y coloridas que graficaban una narrativa, aunque también podían incluir texto. Las pinturas lubok comenzaron a ganar popularidad en Rusia a finales del siglo XVII. Los grabados, que a menudo describían un acontecimiento histórico o representaban una pieza literaria o religiosa, se utilizaban para poner ese tipo de relatos al alcance de los analfabetos. El tono de estos expresivos grabados podía variar considerablemente: desde el humorístico hasta el instructivo, pasando por perspicaces comentarios políticos y sociales. Las imágenes eran claras y fáciles de entender; las publicadas en serie fueron las predecesoras de la historieta moderna. La reproducción de los grabados era económica, por lo que se convirtieron en una forma de que las masas exhibieran arte en sus hogares. Inicialmente, las clases altas no tomaban en serio este estilo artístico, pero, hacia finales del siglo XIX, el lubok gozaba de tal reconocimiento que inspiró a artistas profesionales. Durante la Primera Guerra Mundial, las pinturas lubok informaban a los rusos acerca de los sucesos en el frente, reforzaban la moral y servían como propaganda contra los enemigos.

Fecha de creación

Fecha del contenido

Información de la publicación

Empresa de impresión y litografía A. P. Korkin & A. V. Beideman & Compañía, Moscú

Idioma

Título en el idioma original

Великая Война. Переход русских войск через Карпаты

Tipo de artículo

Manifiesto de interoperabilidad de imágenes (IIIF) Ayuda

Última actualización: 4 de mayo de 2017