Una batalla con los turcos

Descripción

Este grabado, que muestra una batalla entre cosacos y turcos, pertenece a la colección de carteles lubok de la Primera Guerra Mundial, que se conserva en la Biblioteca Británica. El epígrafe explica: «Aprovechando la oscuridad de la noche, los turcos, vestidos con túnicas blancas, llegaron sigilosamente hasta el puesto de avanzada de los cosacos y los atacaron con bayonetas, al tiempo que la unidad de caballería kurda lo hacía por el flanco. Se desató la masacre; los cosacos se abrieron paso a través de las líneas de los turcos, tomaron la colina y se atrincheraron. Por la mañana llegaron nuestra artillería e infantería. Los turcos y los kurdos huyeron y dejaron a su paso un rastro de cadáveres». En la esquina inferior izquierda de la imagen, dice «N.º 96», lo que significa que, cuando se publicó este grabado, la imprenta ya había producido más de 90 pinturas lubok relacionadas con la guerra. Esta imagen, como muchas otras de la colección, se produjo en la imprenta de Ivan Sytin (1851-1934) en Moscú. Hacia la década de 1880, Sytin era el editor más popular y exitoso de grabados lubok en Rusia. También publicó libros populares baratos para obreros y campesinos, libros de texto y literatura para niños. La calidad de este grabado es mucho mejor que las tantas imágenes de otras imprentas: los colores y los tonos están perfectamente nivelados, y se puede disfrutar de detalles más pequeños. Lubok es una palabra rusa utilizada para designar obras populares creadas a partir de xilografías, grabados, aguafuertes y, más tarde, litografías. Los grabados, en general, consistían en imágenes sencillas y coloridas que graficaban una narrativa, aunque también podían incluir texto. Durante la Primera Guerra Mundial, las pinturas lubok informaban a los rusos acerca de los sucesos en el frente, reforzaban la moral y servían como propaganda contra los enemigos.

Última actualización: 11 de septiembre de 2017