Evangelio de Ingolstadt (fragmento)

Descripción

El llamado Evangelio de Ingolstadt sufrió el mismo destino que muchos otros manuscritos litúrgicos: con el tiempo, fue perdiendo su condición de elemento religioso y se reutilizó con fines seglares. Solo ha sobrevivido una parte de este suntuoso manuscrito de mediados del siglo IX, que originalmente tenía entre 260 y 280 folios. La mayoría de sus páginas fueron utilizadas en libros de contabilidad durante los siglos XVII y XIX. Una hoja doble estuvo en posesión del pintor alemán Carl Spitzweg en el siglo XIX. No está claro ni cuándo ni por qué se desarmó el Evangelio, ni siquiera se puede asegurar en qué circunstancias llegó a Ingolstadt. El manuscrito se creó en la abadía de Mondsee en la Alta Austria. Se produjo en escritura uncial con iniciales cuya decoración no es muy común para la escuela de Mondsee, y que parecen mostrar la influencia del estilo insular de iluminación (por ejemplo, recto del folio 18a). Además de los textos de los Evangelios, se conservan 10 páginas con tablas canónicas.

Fecha de creación

Fecha del contenido

Idioma

Título en el idioma original

Evangelia

Tipo de artículo

Descripción física

62 folios: vitela; 35 x 26 centímetros

Notas

  • Signatura BSB: Clm 27270
  • Esta descripción de la obra fue escrita por Julia Knödler, de la Biblioteca Estatal de Baviera.

Manifiesto de interoperabilidad de imágenes (IIIF) Ayuda

Última actualización: 20 de diciembre de 2016