El joven Titurel (manuscrito de Fernberger-Dietrichstein)

Descripción

Este códice, llamado el Manuscrito de Fernberger-Dietrichstein en honor a sus últimos dueños, contiene la segunda parte de la larguísima leyenda caballeresca de Arturo y el Santo Grial. Se basa en los fragmentos de Titurel, de Wolfram von Eschenbach (circa 1170-circa 1220), considerado el autor del Jüngerer Titurel (Joven Titurel), obra de gran difusión en la Edad Media. Los estudios realizados por eruditos recientemente revelan que, en realidad, fue Albrecht von Scharfenberg (en actividad en el siglo XIII) quien escribió esta obra en el estilo de Wolfram von Eschenbach. La importancia de este manuscrito reside especialmente en su iluminación de inusual riqueza: ofrece 85 miniaturas realizadas con la técnica de la aguada, algunas con oro; 29 son pinturas a toda página. Las escenas de la vida cortesana y caballeresca hacen del códice un documento de gran relevancia cultural. Los rasgos estilísticos de las miniaturas sugieren que su lugar de origen fue Austria, posiblemente el Tirol. Sin embargo, también es evidente la influencia de Bohemia y del norte de Italia. Durante mucho tiempo, el manuscrito estuvo en manos privadas. En los siglos XVI y XVII, perteneció a la familia Fernberger del Tirol del Sur, que lo utilizó como álbum familiar.

Última actualización: 25 de septiembre de 2015