Planos delineados con precisión de todas las ciudades y pueblos de las 17 provincias de los Países Bajos

Descripción

Theatrum ichnographicum omnium urbium et præcipuorum oppidorum Belgicarum XVII Provinciarum peraccurate delineatarum (Planos delineados con precisión de todas las ciudades y pueblos de las 17 provincias de los Países Bajos), que se conoce como el Atlas de De Wit, es un atlas urbano que contiene mapas y grabados de monumentos clave en ciudades holandesas. El nombre proviene de su creador, Frederick de Wit (1630-1706), un influyente cartógrafo, grabador y editor en Ámsterdam. Este tipo de atlas era popular en el siglo XVII entre los miembros ricos de la burguesía y la nobleza. Los enormes tomos no estaban diseñados para ser transportados de aquí para allá debajo del brazo: este atlas en particular pesa más de siete kilos. Los mapas son muy detallados, por lo que resultan perfectos para el «turismo de sillón». Por ejemplo, el mapa de Haarlem proporciona una impresión muy buena del casco antiguo. Hasta los residentes actuales pueden identificar fácilmente sus propias casas en el mapa. En el siglo XVI, Amberes era el centro de la cartografía europea. Cuando el rey Felipe II de España capturó la ciudad en 1585 durante la revuelta holandesa contra el dominio español, muchos cartógrafos se trasladaron al norte, y Ámsterdam se convirtió en la nueva capital cartográfica. Para inspeccionar un área con el propósito de trazar nuevos mapas, un agrimensor tenía que caminar por las calles de la ciudad y medir la longitud de los tramos rectos contando el número de pasos o usando una cadena geodésica o una cadena de Gunter. En cada curva y en cada intersección, el agrimensor tomaba una lectura de la brújula o usaba una escuadra o una brújula de agrimensor (un predecesor del teodolito), que se conocía localmente como Hollandse cirkel o «círculo holandés», para medir los ángulos de las calles. Esto generaba una red de segmentos que conformaban la estructura del mapa. Sobre ese esqueleto, se dibujaban casas, canales, árboles y, a veces, incluso personas. El resultado se parece muy poco a los mapas que se utilizan en la actualidad. La diferencia se debe al hecho de que los edificios están dibujados en un modo de proyección tridimensional, sobre paralelas inclinadas. El plano de las calles se muestra desde arriba, como en los mapas modernos de ciudades, pero los edificios y otros objetos están representados por medio de una perspectiva lateral. Algunos mapas del atlas, como el de Amberes, están dibujados desde una perspectiva aérea. Después de que el artista había dibujado el mapa, un grabador copiaba las líneas en imagen especular sobre una placa de cobre, ya sea tallando (cortando) o grabando (marcando las líneas con ácido). La impresión de un mapa grabado era una tarea que demandaba mucho trabajo. Implicaba cubrir toda la placa con tinta y, luego, limpiar la superficie con sumo cuidado para que solo quedara tinta en las hendiduras de la imagen. A continuación, la placa se imprimía en papel ligeramente húmedo. En aquella época, la impresión podía hacerse en un solo color por vez. Los clientes que querían sus mapas a color podían contratar a artistas conocidos como «offsetters» (del inglés «set off», que significa, entre otras cosas, resaltar) para que los colorearan a mano. La copia del Atlas de De Wit que se encuentra en la Biblioteca Nacional de los Países Bajos ha sido coloreada a mano. Sin embargo, las copias más conocidas de la obra están simplemente en blanco y negro.

Fecha de creación

Fecha del contenido

Información de la publicación

Frederick de Wit, Ámsterdam

Título en el idioma original

Theatrum ichnographicum omnium urbium et præcipuorum oppidorum Belgicarum XVII

Palabras clave adicionales

Tipo de artículo

Manifiesto de interoperabilidad de imágenes (IIIF) Ayuda

Última actualización: 8 de marzo de 2016