Libélula. Olga Lepeshinskaya

Descripción

Leonid Zhdanov (1927-2010) tomó esta fotografía de Olga Lepeshinskaya (1916-2008) en 1959. Lepeshinskaya, una estrella del Teatro Bolshói, Moscú, desde la década de 1930 hasta la década de 1950, se graduó de la Escuela de Ballet de Moscú del Teatro Bolshói (ahora conocida como Academia Estatal de Coreografía de Moscú) en 1933. Inmediatamente se convirtió en solista e interpretó papeles líricos en El cascanueces, Coppélia, La bella durmiente y La amapola roja. En 1940 bailó con éxito el papel de Kitri en Don Quijote, que se convirtió en su papel distintivo. Lepeshinskaya, pequeña y fornida, no tenía la contextura ideal para el ballet clásico. Sin embargo, su naturaleza exultante, llena de optimismo y energía interna, deleitaba a la audiencia. Era una bailarina innata. La fuerza del torso y su excelente técnica le permitían ejecutar los movimientos más complejos. Era capaz de completar 64 fouettés en un solo lugar. Lepeshinskaya y su arte fueron el símbolo de esa época. Era una de las artistas favoritas del dictador soviético José Stalin, que con frecuencia iba a verla actuar y a quien llamaba «libélula» por su vivacidad. Incluso la aconsejaba; por ejemplo, le sugirió que en Don Quijote reemplazara el tutú con un vestido. Durante la Segunda Guerra Mundial, Lepeshinskaya formó parte de los grupos de artistas que actuaban para los soldados del Ejército Rojo en el frente y en los hospitales. Tras retirarse de los escenarios en 1963, trabajó durante muchos años como maestra en Italia, Alemania, Francia, Suecia y Japón. Zhdanov fue bailarín en el Bolshói y luego profesor de coreografía durante 50 años; además, se dedicó, la mayor parte de su carrera, a la fotografía profesional de ballet. Sus obras expresan espontaneidad y capturan los movimientos, los estados de ánimo y las emociones de los bailarines, que no posan para las fotografías. La Fundación Benéfica «Nuevo Nacimiento del Arte» de Moscú conserva esta imagen y el resto del Archivo Zhdanov.

Última actualización: 3 de febrero de 2015