El misterioso Kasian Goleizovsky

Descripción

Esta fotografía pertenece a una serie sobre el coreógrafo Kasian Goleizovsky (1892-1970), tomada por Leonid Zhdanov (1927-2010), en la puesta en escena del ballet Layla y Majnún, con música de Sergei Balasanyan. Muestra a Natalia Bessmértnova (1941-2008) y a Goleizovsky en la sala de ensayos del Teatro Bolshói. Bessmértnova se unió al Bolshói en 1961, donde se desempeñó como primera bailarina durante más de tres décadas. Goleizovsky se inspiró en las ideas innovadoras de dos destacados coreógrafos, Alexander Gorsky y Michel Fokine, y sus intereses iban más allá de la obra que realizó en el Bolshói. Creó coreografías para espectáculos de cabaret, de teatro dramático (con Stanislavski, Nemirovich-Danchenko, Meyerhold y Tairov) y de variedades, de circo y de cine. Su propia compañía de artistas, Ballet de Cámara, se convirtió en una plataforma para su experimentación creativa. Fue pionero en la danza moderna e influyó en toda una generación de coreógrafos noveles, entre ellos, Georgi Balanchivadze (el futuro George Balanchine). Goleizovsky rechazó una oferta de Serguéi Diáguilev de poner en escena Le pas d'acier, de Serguéi Prokófiev, para los Ballets Rusos de Montecarlo, con el argumento de que la música no era adecuada para bailar; sin embargo, creó piezas con música de jazz. Goleizovsky cayó en desgracia durante unos 30 años. Desterrado de los teatros estatales por ser un esteta decadente, ajeno a la ideología del arte soviético, no pudo trabajar como coreógrafo desde comienzos de la década de 1930 hasta finales de la década de 1950. Su único gran logro en este período se produjo en 1934, cuando puso en escena en el Bolshói las «Danzas polovtsianas», de la ópera de Borodin, El príncipe Igor. Numerosas fotografías de Zhdanov sobre Goleizovsky lo muestran creando danzas y dan una idea de sus métodos de trabajo con los bailarines. Zhdanov fue bailarín en el Bolshói y luego profesor de coreografía durante 50 años; además, se dedicó, la mayor parte de su carrera, a la fotografía profesional de ballet. Sus obras expresan espontaneidad y capturan los movimientos, los estados de ánimo y las emociones de los bailarines, que no posan para las fotografías. La Fundación Benéfica «Nuevo Nacimiento del Arte» de Moscú conserva esta imagen y el resto del Archivo Zhdanov.

Última actualización: 4 de enero de 2016