Fábulas de La Fontaine

Descripción

Jean de la Fontaine (1621-1695) fue el autor de 12 libros que contienen un total de 243 fábulas en verso, publicados entre 1668 y 1694. Inspirado por los escritores de fábulas de la Antigüedad clásica, y más concretamente por las Fábulas de Esopo, La Fontaine creó animales antropomorfos. Cada relato cuenta una historia vívida, que siempre termina con una moraleja. Entre los ejemplos, están «La raison du plus fort est toujours la meilleure» (La razón del más fuerte es siempre la mejor), en «El lobo y el cordero»; «On a souvent besoin d’un plus petit que soi» (No conviene desdeñar la amistad de los humildes), en «El león y el ratón»; «Rien ne sert de courir; il faut partir à point» (Si quieres triunfar, pronto haz de empezar), en «La tortuga y la liebre», y «Aide-toi, le Ciel t'aidera» (El Señor ayuda a aquellos que se ayudan a sí mismos), en «La carreta atascada». La Fontaine describía la influencia educativa de sus fábulas con estas palabras: «Uso animales para instruir a los seres humanos», utilizando todos los tonos del lenguaje, todas las situaciones, con el fin de «crear / una gran comedia de 100 actos / cuyo escenario es el Universo». Las fábulas se convirtieron en un éxito enorme y duradero desde su publicación, y siguen siendo uno de los grandes clásicos de la literatura francesa. También inspiraron a varios artistas, como Gustave Doré, Daumier y Chagall, a ilustrar los cuentos. Las ilustraciones de esta edición de 1875 siguen el estilo de images d’Épinal (imágenes de Épinal). Se trata de grabados de temas populares, realizados en colores brillantes, el estilo preferido por Jean-Charles Pellerin, quien en 1796 bautizó su casa editorial en honor a su lugar de nacimiento, Épinal.

Última actualización: 18 de septiembre de 2015