Tren de rescate descarrilado por el huracán del Día del Trabajo de 1935

Descripción

El 2 de septiembre de 1935, un poderoso huracán azotó los cayos medios de la Florida. El huracán del Día del Trabajo fue la primera tormenta de la historia de los Estados Unidos en alcanzar la categoría 5 en la escala de intensidad registrada. El huracán cobró al menos 485 vidas, entre ellas, las de aproximadamente 260 veteranos de la Primera Guerra Mundial que trabajaban en una sección de la carretera de ultramar, un proyecto de asistencia federal. Los veteranos provenían de las filas del Ejército del Bono, un grupo de soldados que acamparon en los escalones del Capitolio de los EE. UU. a principios de la década de 1930 para exigir la indemnización prometida por el Gobierno federal. El 28 de julio de 1932 fueron dispersados ​​por tropas del Ejército de los EE. UU. bajo el mando del general Douglas MacArthur. Más tarde, el gobierno del presidente Franklin D. Roosevelt dio trabajo de socorro a algunos de los veteranos a través de la agencia Works Progress Administration. En el día de la tormenta, las autoridades enviaron un tren para evacuarlos, pero este no logró llegar a los campamentos ubicados en el cayo Baja Matecumbe. Esta imagen es una vista aérea del funesto tren de rescate, tomada tres días después de la tormenta. Los fuertes vientos y una marejada de, según se calcula, 18 pies (5,49 m) descarrilaron el tren. El autor Ernest Hemingway, entonces residente de cayo Hueso, capturó la indignación pública sobre el episodio en un ensayo titulado «¿Quién mató a los veteranos?», que se publicó apenas unos días después del huracán. Se realizó una investigación gubernamental tanto con respecto al mal manejo de la evacuación como a las deficiencias en el pronóstico llevado a cabo por la Oficina Meteorológica en los días previos a que la tormenta tocara tierra. En última instancia, la sentencia oficial estableció que, en ambos casos, no se había producido un error humano y asignaba la culpa a la naturaleza. Tras el huracán del Día del Trabajo de 1935, la Oficina Meteorológica estableció estaciones adicionales de pronóstico en el sur de Florida y tomó recaudos para mejorar la medidas de precaución ante desastres en las zonas costeras vulnerables. El huracán del Día del Trabajo sigue siendo una de las tormentas más poderosas que jamás haya tocado tierra en los Estados Unidos, pero probablemente será principalmente recordada como el trágico final del Ejército del Bono.

Última actualización: 17 de octubre de 2014