Una concesión de territorio nativo de las tribus muskogi superior e inferior y seminola al coronel Thomas Brown, superintendente de Asuntos Indígenas para el Distrito Sur de América del Norte

Descripción

Este documento es un adjunto que originalmente presentó Henry Lee IV ante Augustus Brevoort Woodward, juez territorial de Florida, en septiembre de 1824. Lee buscaba el respaldo de Woodward para asegurar su pretensión a la propiedad que su padre, el general Henry Lee, había comprado a Thomas Brown en 1817. El 1 de marzo de 1783, varios «reyes y guerreros», que representaban a las poblaciones de las tribus muskogis superior e inferior y seminola, estamparon sus nombres y marcas de familia en un documento que concedía a Thomas Brown (superintendente británico de Asuntos Indígenas) un considerable territorio al oeste de San Agustín, en lo que era entonces Florida Oriental británica. Brown había desembarcado en América del Norte desde Inglaterra en 1774 para establecer una plantación en la zona agreste de Georgia. Permaneció leal al gobierno británico durante la Guerra de Independencia de los Estados Unidos y lideró una patrulla montada, conocida como los Rangers del Rey, en redadas contra los estadounidenses a lo largo de la frontera sur. Brown consiguió el apoyo y la asistencia de varios líderes nativos muskogis y seminolas, quienes ofrecieron a sus guerreros para luchar contra el enemigo en común, los estadounidenses. A cambio, Brown mantenía sus poblaciones bien armadas y abastecidas. A medida que la guerra se acercaba a su fin, en 1783, Brown y sus hombres se retiraron a Florida. En algún momento antes del 1 de marzo, una delegación que representaba a las poblaciones de los muskogis y seminolas visitó San Agustín y se reunió con Brown y otros funcionarios británicos. Esta cesión de tierra es el resultado de esa reunión. La delegación nativa honró a su «padre y amigo», por conducirlos en la batalla contra los estadounidenses, con una concesión de tierra que se extendía desde el río Amajura, ahora conocido como el Withlacoochee, hasta el río San Juan. Este documento es una copia del original, realizada el 20 de junio de 1820, cuando Brown vivía en San Vicente en el Caribe. Contiene ilustraciones poco comunes de símbolos de clanes nativos del sudeste. Muchos nativos americanos del sudeste practicaban una forma de organización social basada en clanes matrilineales: los linajes se trazaban a partir de las familias maternas y nacían en el seno del clan de sus madres. Los símbolos en este documento representan a varios clanes diferentes. Algunos pueden identificarse por su parecido con animales conocidos (como el caimán y el pájaro), pero otros no. Los nombres de los clanes hacían referencia a ancestros míticos y, a menudo, tomaban la forma de animales, plantas o fuerzas de la naturaleza. Cuando se creó este documento, existían decenas de clanes entre los muskogis y los seminolas. Aquí también se pueden observar los títulos pertenecientes a los hombres más importantes de las poblaciones de ambas tribus. Los hombres con alto estatus llevaban un título diplomático o de guerra y se identificaban con una ciudad. Por ejemplo, Tallassee Mico era «mico», o líder, de la ciudad de Tallassee.

Fecha de creación

Fecha del contenido

Idioma

Título en el idioma original

A Grant of Indian Territory from the Upper Creek Indians as also the Lower Creeks and Seminoles to Colonel Thomas Brown Superintendent of Indian Affairs for the Southern District of North America

Tipo de artículo

Descripción física

1 página

Manifiesto de interoperabilidad de imágenes (IIIF) Ayuda

Última actualización: 17 de octubre de 2014