Para que la libertad no muera en la faz de la tierra, compre bonos

Descripción

En 1917 Estados Unidos entró en la Gran Guerra, tal como se denominaba a la Primera Guerra Mundial en ese momento. Se inició una campaña de propaganda nacional para convencer a los estadounidenses de apoyar el esfuerzo de la guerra. Algunas de las imágenes utilizadas en esta campaña se han convertido en una parte permanente de la iconografía cultural estadounidense, en particular, el famoso cartel de J.M. Flagg de 1917, que muestra al Tío Sam que declara: «Te quiero a TI». Además de reclutar tropas para luchar, el gobierno de EE. UU. emitió «Bonos de la Libertad» para ayudar a financiar el esfuerzo bélico. Los artistas contribuyeron a la causa patriótica haciendo un llamamiento a los ciudadanos a comprar bonos de guerra. En este boceto de acuarela para un cartel de Bonos para la Libertad, Joseph Pennell utiliza el miedo para expresar sus razones. Pinta a la señora Libertad como decapitada, con su antorcha sobre sus restos, y la ciudad de Nueva York envuelta en llamas. En realidad, la lucha de la Primera Guerra Mundial nunca tocó suelo estadounidense.

Última actualización: 14 de noviembre de 2017