Evangelios de Reichenau

Descripción

A juzgar por el estilo de escritura e iluminación de este Evangelio de mediados del siglo XI, se puede conjeturar que proviene de la abadía de Reichenau, en el lago de Constanza, Alemania. La decoración del manuscrito es característica de la llamada escuela Luithar de Reichenau. Sus motivos ornamentales tienen una gran semejanza a los de Biblioteca Estatal de Baviera, Clm. 4453 (Múnich), y su gama de colores es casi idéntica a la de los manuscritos de Reichenau del Tesoro de la Catedral de Bamberg. La obra incluye miniaturas a toda página de los santos Mateo, Marcos, Lucas y Juan, y del Santo Evangelio de Jesucristo, según cada uno de los cuatro Evangelistas. Unciales en oro marcan el comienzo de cada párrafo, así como el de las palabras introductorias de cada capítulo: estas son una marca distintiva de la producción de Reichenau. El texto del manuscrito está escrito en minúscula carolingia. Se relaciona de forma paleográfica con los de las signaturas Staatsbibliothek, Mss. Bibl. 76 y Bibl. 22 (Bamberg), y el de Bayerische Staatsbibliothek, Clm. 4454 (Múnich). En su conjunto, es un excelente ejemplo de la iluminación otoniana de libros. El período otoniano toma el nombre de Otón I, Otón II y Otón III, los reyes alemanes y emperadores del Sacro Imperio Romano de la dinastía sajona que gobernó durante los siglos X y XI.

Última actualización: 5 de enero de 2017