Salterio de Claricia

Descripción

El Salterio de Claricia fue producido para un grupo de monjas benedictinas y, probablemente, por ellas mismas, en la abadía de los santos Ulrico y Afra de Augsburgo, Alemania. Aunque el calendario y el salterio en sí mismo se remontan a finales del siglo XII o comienzos del XIII, se añadieron varios textos y oraciones a mediados del siglo XIII. Lo más llamativo del manuscrito son sus iluminaciones, que incluyen un ciclo de miniaturas preliminar, miniaturas a toda página e iniciales historiadas. Si bien todas pertenecen al estilo románico, varían mucho en calidad y técnica: parecen ser la obra de tres o cuatro artistas diferentes. El salterio toma su nombre de una de las iniciales, la «Q», de la que se balancea una joven en vestimenta secular. La joven tiene la palabra «Claricia» escrita alrededor de su cabeza. Se ha sugerido que la imagen representa a una artista novata que firmó su obra, pero existen muchas teorías, ninguna de las cuales se ha confirmado.

Última actualización: 24 de mayo de 2017